fbpx

Cirugía endoscópica de columna: innovación y ventajas

La cirugía endoscópica ha experimentado un crecimiento notable en los últimos años en todos los campos de la medicina. En el ámbito de la cirugía vertebral, la técnica endoscópica se presenta como una alternativa cada vez más recurrida debido a sus grandes ventajas, como son una menor invasividad y una recuperación potencialmente más rápida para los pacientes.

Acceso mínimamente invasivo y pasivo

La cirugía endoscópica se distingue por su capacidad para acceder a la columna vertebral a través de incisiones mínimas. Esta técnica permite a los cirujanos realizar intervenciones precisas en áreas específicas de la columna, como la extracción de hernias discales, con menor trauma para los pacientes.

Desafíos y soluciones en la cirugía endoscópica

Aunque la cirugía endoscópica ofrece numerosas ventajas, como una recuperación más rápida, también presenta desafíos únicos. La columna vertebral carece de cavidades naturales, lo que puede dificultar el acceso y la manipulación. Sin embargo, los avances tecnológicos han permitido superar estas limitaciones, ofreciendo soluciones innovadoras para abordar patologías vertebrales.

Existen dos enfoques principales para la cirugía endoscópica de columna. En el primero utilizamos un orificio natural, como el foramen neural, para acceder al interior del canal raquídeo y realizar procedimientos como la foraminoplastia (ampliación del calibre del agujero neural) o la flavectomía lateral (resección del ligamento amarillo) que permiten aliviar la presión sobre los nervios comprimidos. También es posible la extracción de fragmentos discales rotos que comprimen el nervio. Este enfoque requiere habilidades técnicas avanzadas por parte del cirujano, dada la limitada libertad de movimiento dentro del espacio de interés.

Innovación quirúrgica: creación de orificios quirúrgicos

Por el contrario, el segundo enfoque implica la creación de un orificio quirúrgico nuevo a través del cual se realiza la intervención, lo que permite al cirujano abordar la patología en la columna vertebral de manera más similar a la cirugía clásica abierta. Esta técnica, aunque más invasiva que la primera, sigue siendo considerablemente menos traumática que las cirugías convencionales, puesto que las incisiones son mínimas comparativamente. Esto suele traducirse en una recuperación más rápida para el paciente.

Avances futuros y promesas de la endoscopia

Si bien la cirugía endoscópica de columna ofrece numerosas ventajas, también presenta desafíos significativos, como la lenta curva de aprendizaje para los cirujanos y las limitaciones en cuanto al uso de implantes, que en los casos en que se puede plantear su uso de forma endoscópica, resultan de tamaño a veces insuficiente.

Sin embargo, con la continua investigación y desarrollo en este campo, se espera que la endoscopia siga desempeñando un papel importante en el tratamiento de diversas afecciones de la columna vertebral, ofreciendo a los pacientes opciones más seguras y menos invasivas para el manejo del dolor de espalda y otras afecciones relacionadas.