Llevas tiempo evitándolo pero ha llegado la hora de ir al médico por esos dolores de espalda que no te dejan vivir en paz. Sin ser consciente formas parte de ese 80% de personas que alguna vez sufre dolor de espalda.

Son muchos los médicos que detectan que las molestias pueden ser causa de una musculatura debilitada y te recomienda realizar ejercicio o natación como tratamiento para aliviar el dolor.

Llegas a casa y te pones a buscar por internet ejercicios para el “dolor de espalda” y te salen cientos de ellos para empezar a realizarlos desde ya sin tener en cuenta consideraciones como la zona donde proviene el dolor, si eres hipertenso, tu postural corporal,….

Ese es el momento de parar a pensar y buscar un profesional especializado en ejercicio y espalda que te asesore sobre tus necesidades y factores tan importantes como la frecuencia de ejecución, número de repeticiones o velocidad de movimiento.

¿Te imaginas ir a los centros de salud y que te recetaran la misma pastilla tuvieses lo que tuvieses? ¿Que no te dijeran que dosis debes tomar ni su frecuencia?

Con el ejercicio pasa igual y antes de realizarlo debes asegurarte que tu cuerpo va ser sometida a un trabajo seguro y eficaz.