Cuidados de la herida tras una cirugía de espalda

por

Usted o su familiar ha sido operado de la espalda, y debido a la intervención tiene una herida quirúrgica. Dicha herida es el resultado del cierre de la piel tras la cirugía.

La herida puede ser cerrada por el cirujano usando suturas (conocido como puntos) o grapas. Ello depende fundamentalmente de la extensión de la herida, la tensión de los bordes, el tipo de operación y la preferencia del cirujano.

¿Cómo debo curar la herida cuándo estemos en el domicilio?

Preparación

1. La persona que vaya a realizar la cura debe lavarse bien las manos con agua y jabón previamente, realizando a continuación un secado riguroso.

2. Preparar el material necesario para la cura en una mesa accesoria: guantes estériles, gasas, suero fisiológico, antiséptico (Clorhexidina o Povidona Yodada (Betadine) y apósito. Primero abriremos los guantes y sobre el envoltorio añadiremos el resto del material manteniendo al máximo la esterilidad para la prevención de infecciones de la herida quirúrgica.

3. Disponer de una bolsa para eliminar los residuos.

Procedimiento de cura de la herida

1.Retirar el apósito que cubre la herida.

2. Observar el aspecto de la herida: Es normal que la herida se inflame y enrojezca ligeramente durante las dos primeras semanas sin que signifique que exista algún problema. Trascurridos los 4 primeros días de la intervención, los bordes deben estar unidos, ausentes de secreciones y no presentar los siguientes síntomas: presencia de calor, dolor excesivo, aumento de la dureza en la zona, secreción purulenta y fiebre.

3. Colocarse los guantes estériles.

4. Lavar la herida con suero fisiológico aplicando movimientos suaves, sin frotar y secar con una gasa. Es importante que la piel esté bien seca para evitar que se macere, es decir, que se reblandezca como cuando permanecemos mucho tiempo en el agua, produciendo otro tipo de lesiones.

5. Con una gasa impregnada en antiséptico, aplicarlo sobre la herida. Siempre se realizará desde el centro de la herida hacia los bordes, para evitar la contaminación de la herida por bacterias propias de la piel generando una infección de la misma.

6. Cubriremos la herida con un apósito. El tamaño del apósito dependerá de la longitud de la herida quirúrgica.

7. Tiraremos todo el material utilizado a la bolsa y seguidamente nos lavaremos de nuevo las manos.

¿Me puedo duchar y mojar la herida?

A partir del 2º o 3º día de la intervención puede ducharse, pero debe secar muy bien la herida, y realizar la cura posteriormente.

Frecuencia de la cura

La frecuencia con la que debe practicar los cuidados de su herida va a depender del estado de ésta y será indicada por su médico o enfermera. Lo habitual es realizar la cura una vez al día o a días alternos hasta que se retiren los puntos o grapas, es decir, entre unos 8-10 días después de la intervención quirúrgica. El tiempo lo ha de decidir el cirujano.

A partir del 2º o 3º día de la intervención puede ducharse, pero debe secar muy bien la herida, y realizar la cura posteriormente.

Frecuencia de la cura

La frecuencia con la que debe practicar los cuidados de su herida va a depender del estado de ésta y será indicada por su médico o enfermera. Lo habitual es realizar la cura una vez al día o a días alternos hasta que se retiren los puntos o grapas, es decir, entre unos 8-10 días después de la intervención quirúrgica. El tiempo lo ha de decidir el cirujano.

¿ Cómo puedo saber si la herida quirúrgica está infectada?

Hay signos que indican la infección de la herida quirúrgica:

1. Los bordes de la herida se ponen rojos

2. La zona está caliente.

3. Dolor excesivo, picor., inflamación.

4. Fiebre (Tª >38ºC)

5. Aumento de la dureza en la zona.

6. Secreción o supuración a través de los bordes.

Ante estos signos debe contactar con su médico o enfermera, así como en los siguientes casos: Separación de los bordes, sangrado excesivo o inflamación excesiva.

Consejos para mejorar la cicatrización

1. En el caso de ser fumador, debe de dejar de hacerlo un mes antes de la operación.

2. Consumir alimentos que contengan proteínas (carnes, pescados, huevos), así como Vitamina C, ya que es importante en la síntesis de tejido nuevo.

3. Evitar el sol sobre la cicatriz una vez retirados los puntos o grapas durante los dos primeros meses porque puede quedar hiperpigmentada la zona de la cicatriz. Se recomienda utilizar cremas de alta protección solar o cubrir la zona con un apósito o prenda de vestir.

En un próximo artículo hablamos sobre faceta lumbar y sindrome facetario.

En un próximo artículo hablamos sobre faceta lumbar y sindrome facetario.

Productos recomendados

lumbago-lumbalgia-sindrome-facetario

Protocolo Lumbalgia Fase I

Detalles: Precio: 0,00 € Especialista que lo ofrece: iespalda.com Este protocolo está dirigido a pacientes con lumbalgia crónica o episódica con o sin afectación de la curvatura lumbar, pero sin patología seria diagnosticada (hernias discales, estenosis, artrosis severa, etc). La fase 1 es preparatoria para la potenciación muscular posterior y debe practicarse 3 veces por semana durante […]

0 comentarios

Un mes de terapia musculo-esquelética para dolores lumbares en video-plataforma on-line

Detalles: Precio: 29,90 € Especialista que lo ofrece: DomoPersonal ¿Sabes que muchos de los dolores de espalda se pueden eliminar o reducir con un programa de ejercicio correctivo? ¿Te falta tiempo para ir a un gimnasio o clínica? Aquí tienes la solución ideal pensada para que puedas realizar tus ejercicios desde donde tú quieras, a la hora […]

0 comentarios